2017-08-07 MOSCÚ – SUZDAL

Despedida del hotel Marriot Royal Aurora y de Moscú, camino del monasterio de Serguei (Sergio), el fundador del convento que da lugar al complejo monástico.

Repleto de gente, mucho chino que se cuelan, o al menos lo intentan en cualquier sitio donde ven una cola, lo que no nos impide visitar las tres iglesias previstas, en una de las cuales se encuentra la tumba del tal Sergio al que se le tiene una gran devoción y tiene fama de milagrero.

Tras la visita, un tanto incómoda, parece ser que hay que hacer tiempo para alcanzar la hora de la comida , de forma que nos llevan a ver el museo del juguete, cutre donde los haya, sin ningún interés (casi) y donde, para más inri, nos tienen la primera media hora entretenidos como niños chicos, pintando una matriuska en bruto en la que han dibujado a lápiz los contornos fundamentales del monigote, a saber, cara, pañuelo y algún otro detalle, para lo que han preparado una mesa larga con los correspondientes juegos de pincel gordo y delgado y acuarelas, agua y paletas de mezcla.

Para mi sorpresa, la gente se lo toma muy en serio y pasamos un larguísimo rato de forma totalmente insustancial.

Después recorrido por un par de salas con los juguetes de los principitos y otras fruslerías.

Por fin llega la hora de comer y abandonamos el museo para dirigirnos allí cerca a un restaurante típico de la turistada.

Tras la comida, al autobús para comprobar que ahora está todo mucho más despejado de gente y sería un momento ideal para visitar el complejo sin agobios.

Camino de Suzdal, una parada “técnica”, más bien hidráulica, en un supermercado del camino, donde alguno aprovecha para surtirse de algo de combustible a buen precio.

Por fin, tras casi 200 km de carretera en bastante mal estado por las ondulaciones que hacen que parezca que vas en una coctelera y no en en un autobús, llegamos a Suzdal, al hotel Nikolaevsky Posad, hotel cuyas habitaciones se reparten en una serie de edificios con unas pocas habitaciones en cada uno y cuyo reparto tiene algún problema mal resuelto, aunque resuelto, por la organización.

Cena en un restaurante cercano, puscafé en la habitación (siniestra habitación, según la anfitriona) de los Srs. de Sáiz, que además aportan el líquido elemento adquirido en la parada técnica y a dormir que mañana tenemos monasterios. Más.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES, RUSIA 2017. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 2017-08-07 MOSCÚ – SUZDAL

  1. fisgar dijo:

    Muy bonito!! Jajajaja…pues lo de pintar la matriuska parece d lo más entretenido!!! Ya nos la enseñarás!!! 😄

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s