2017-08-10 KAZAN

Después de la tardía llegada de ayer, hoy salimos a las 9 de la mañana (llamada a las 7:30) porque hay que visitar una serie de cosas, que luego veremos que se podían haber hecho una hora más tarde sin el menor menoscabo.

Caminamos hasta el Kremlin, cuya entrada resulta bastante impactante y espectacular y muy prometedora.

La primera visita, ya en el interior, es a la mezquita de Kur Sharif, construida en 2005 y que a pesar de todos los pesares es una auténtica horterada.


Tras subir al balcón interior para ver la sala de rezos, ahora vacía, pasamos a ver la iglesia ortodoxa de la Anunciación, que tampoco vale nada y solo tiene un fresco del siglo XVI pues tras los sucesivos incendios tuvo que ser repintada en época moderna.

Detrás hay un mirador que nos da una cierta panorámica de la ciudad.

Allí mismito está la torre Suyumbike, torre un tanto inclinada y joya de la ciudad y la ciudadela.

Terminada la visita y con las insulsas explicaciones de la guía local que lleva un escrito que va leyendo, y tras hacer tiempo para la llegada del autobús, tomamos el mismo y pasamos a l otro lado del río, donde se encuentra el registro civil, edificio con forma de olla, donde pasamos otro entretenido ratito. Ratazo.

Vuelta a l autobús y recorrido por algunos lugares sin mayor interés, interés este reducido a su mínima expresión gracias al salero de la guía local.

Termina el periplo en el teatro de las marionetas, dese donde paseamos un poquito hasta una cosa horrenda que dicen que es un pueblo tártaro, pero que en realida es una serie de casas de aspecto como hechas para un decorado y lleno de tiendillas y otras bobadas, y donde nadie explica nada y pasamos un  buen rato, cada uno haciendo lo que puede.

Comida en un restaurante local, razonable, y al bus para llegar a la calle Bauman, peatonal, donde al menos hay un poco de ambiente y nos permite un paseo entre gente, comercios y algunos edificios de cierta gracia.

A continuación tenemos una navegación por el río Volga, que en este lugar es muy ancho y la navegación consiste en salir en un barco de un muelle en las afueras, salir al centro del río, desde no se ve nada de interés ni de no interés y volver. Al menos el tiempo está agradable.

Acabada la navegación, al hotel a “descansar”, momento que se puede aprovechar para tratar de ver el efecto de la luz del atardecer en la ciudadela antes de que anochezca y antes de cenar.

La cena, gracia de Mohammed por las protestas del personal ante la inutilidad de la guía y la insustancialidad de las visitas del día, tiene lugar en la terraza del hotel, desde donde hay una buena vista de la muralla y de la mezquita.

La cena resulta muy bien de calidad y muy agradable, aunque hace fresquito, y es regada con unos caldos de procedencia sudafricana que los Srs. de Cacho tienen la gentileza de ofrecernos como celebración de su aniversario que ha sido hoy.

Tras la cena, un paseo por el Kremlin la nuit y al sobre.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES, RUSIA 2017. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2017-08-10 KAZAN

  1. fisgar dijo:

    Uyy…lo q les hubiera gustado a Oli y Leo esa rana, el gato y el coche/carroza…..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s